Luís Suarez: morder, un problema psicológico que tiene solución.

Posted on Actualizado enn

Tenía que ser el Mundial del 2014 para que Luis Suarez repitiera una reacción impulsiva “morder” a su rival y la noticia diera la vuelta al mundo de formas muy diferentes. El debate de si forma parte del repertorio de conductas propias de ciertos jugadores que traspasan los límites permitidos y que el ojo humano del árbitro no puede captar o si se trataba de algo más ha acaparado medios de comunicación lo que ha llevado al interés general de una forma especial.
Es usual ver que ante situaciones de estrés o alarma los jugadores reaccionen de forma impulsiva, es el sistema límbico el que maneja las emociones de manera primaria pero la racionalidad y reflexión es capaz de frenar los impulsos agresivos y esto puede entrenarse.
Ha sido la tercera ocasión en la que el jugador reacciona de forma impulsiva y agresiva lo que hace pensar que los castigos anteriores, por otro lado necesarios como primer paso, y su arrepentimiento no consigan eliminar la conducta. Reaccionar de forma impulsiva consiste en actuar sin pensar, sin planificar, por placer y sin ser conscientes del daño propio y ajeno que se puede causar. La persona experimenta una sensación de malestar y sensación de tensión emocional que alivia cometiendo el acto. Durante la acción tiene sensaciones placenteras y liberadoras y posteriormente puede haber sentimientos de culpa o arrepentimiento.
Las personas que sufren el Trastorno por control de impulsos tienen problemas con el control de sus impulsos, como piromanía (incendios intencionados), cleptomanía (robo de objetos), tricotilomanía (arrancarse el cabello), ludopatía (juego patológico), onicofagia( morderse la uñas), compra por impulso, dermatilomanía (rascar o pellizcar la piel) o el Trastorno Explosivo Intermitente. En este trastorno, los episodios aparecen de forma aislada y el grado de agresividad es desproporcionado a la situación que lo origina.
Las causas de este trastorno pueden ser debidas a diferentes factores ambientales y biológicos. El entorno, la genética y la química cerebral relacionada con la serotonina pueden haber orquestado el desarrollo del trastorno.
Para ser diagnosticado de Trastorno Explosivo Intermitente, se analizan los comportamientos para saber si cumple con los criterios establecidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) o en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10).
En relación al tratamiento la terapia cognitivo-conductual permite identificar situaciones, trabajar pensamientos y percepciones irracionales, reconocer impulsos, tener mayor nivel de conciencia, manejar la ira y el control de respuestas inadecuadas, así como gestionar el estrés que acompaña a los episodios. De este modo ir disolviendo el impulso reflejo condicionado que impide controlar las reacciones.
Las consecuencias a modo de castigo han sido nuevos partidos sin jugar, esta vez nueve así que dice adiós al Mundial, cuatro meses de sanción que le impedirá entrar en un estadio y hasta Octubre no podrá volver a jugar con las consecuencias que a nivel físico y emocional conlleva y una multa millonaria. Por otro lado quedan comprometidos sus contratos con marcas entre otras de ropa deportiva que no quieren que relacionen su producto con conductas violentas y su inminente futuro profesional. Pero lo más importante es la toma de conciencia del jugador y que su entorno le ayude a ver la necesidad de ayuda profesional y realizar una evaluación, diagnóstico y tratamiento, y aprender a reflexionar antes de actuar y no sobrepasar los límites de forma impulsiva y violenta. Los castigos y el arrepentimiento son insuficientes para resolver este trastorno de la personalidad. Justificar o quitarle importancia a estos sucesos por parte de familiares, amigos, compañeros o entrenadores no son la ayuda que necesita para a iniciarse en su proceso de cambio y trabajar la capacidad para convivir con la frustración y otras emociones en su deporte y en su vida personal. Si finalmente se pone en manos de profesionales el mordisco “habrá merecido la pena” y en un futuro agradecerá los malos momentos que puede estar pasando ahora.

 

Artículo para la Revista argentina, Para ti.

Escrito por Patricia Ramirez Loeffler @Patri_Psicologa y Yolanda Cuevas Ayneto @YolandaCuAy

 

 

AlogoYC4 bis (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s