Artículos

URGENTE: De consulta presencial a consulta online por el bien de todos.

Posted on Actualizado enn

El COVID-19 (coronavirus), no es un virus peligroso por agresividad, pero sí lo es por su fácil contagio y puede afectar a los más vulnerables de una forma más virulenta.

Si eres paciente de la consulta presencial en Centro Vitae,  desde este viernes 13 de marzo las consultas pasarán a ser online vía Skype  hasta que se considere necesario para protegernos. Seguimos a la escucha d ela situación social y sanitaria atendiendo y cumpliendo con las recomendaciones y medidads restrictivas.

¿Cómo hacerlo? Se descarga la aplicación de Skype en el portatil preferentemente, buscas mi dirección yolandapsaludydeporte , me mandas solicitud, yo la apruebo y el día y hora me llamas.

La consulta online sigue el mismo procedimiento y seguridad que la presencial.

Todos tenemos que ser responsables con la situación que nos toca vivir actualmente y frenar la curva. Yo me sumo al reto #yomequedoencasa

Gracias por hacerlo posible.

Comparto como muchos sabéis que llevo años realizando consultas online con personas de:

Zaragoza, Huesca, Teruel, Madrid, Barcelona, Valencia, Valladolid, Vigo, Burgos, Sevilla, Alicante, Toledo, Ibiza, Tarrasa, Bilbao, Ciudad Real, Las Palmas, Guipuzcua, San Sebastian, Ibiza, Castellón, Lugo, Granada, Ceuta, Cartagena, Tarragona, Girona, Elche, Salamanca, Cáceres, Badajoz Almería, Álava, Sevilla, Palma de Mallorca, Menorca, Cantabria, Asturias Málaga
.
Perú, Ecuador, México, Santo Domingo Bruselas, Florida, Canadá, París-Francia, Alemania, Illinois, Qatar, Nueva Yersey siendo algunos de ellos #EspañolesPorElMundo

 

 

¿Cómo explicamos el Covid19 (Coronavirus) a los niños?

Posted on Actualizado enn

Los medios de comunicación y la alarma social a veces precipitan el trabajo de familias y educadores obligándonos a explicar cosas de las que nunca creíamos que necesitaríamos tener que hablar con los más pequeños. No es el fin del mundo: solo hay que tener muy claras las prioridades.

“¿El coronavirus es un bicho pequeñito con corona?”

Desde hace unas semanas parece que no se habla de otra cosa que no sea el COVID-19 (“el coronavirus”): en los medios, en las calles, en las familias, en los centros educativos y hasta en las aulas de educación infantil. No parece el tema más adecuado para hablar en la asamblea de infantil, pero a veces los niños y niñas son quienes lo proponen porque están nerviosos por la expectación que notan a su alrededor y necesitan expresarse. ¿Cómo podemos afrontar esta situación desde un punto de vista educativo? Si ya conoces nuestras propuestas de educación en derechos de infancia, quizás ya imagines cómo: enfocando el tema de manera que protejamos los derechos de los niños y niñas de los que somos responsables. En este caso, especialmente sus derechos a la protección y a la salud.

Proteger sus emociones

Los niños y niñas muy pequeños aún no han adquirido la madurez suficiente para poder entender algunos aspectos biológicos, sociales y económicos de las enfermedades. Habitualmente, cuando hablamos con ellos sobre los problemas de salud empleamos eufemismos como llamar a virus y bacterias “bichitos invisibles”, referirnos a la enfermedad como “pupa” o decir que la gente enferma “está malita”. Estas imprecisiones no contribuyen a su formación científica (para la que aún habrá tiempo) pero contribuyen a otro aspecto muy importante de la educación en esta etapa: proteger su bienestar emocional.

La prioridad en esta etapa debe ser, precisamente, proteger a niños y niñas de toda aquella información que aún no pueden procesar y que les puede llevar a desarrollar ansiedad y miedos debido a la incertidumbre. En este sentido conviene:

  • Evitar que vean o escuchen noticias y reportajes con un enfoque sensacionalista o morboso de la situación.
  • Evitar que se expongan mucho tiempo a noticias sobre el problema, aunque el tratamiento sea adecuado: el tiempo que dedicamos a un tema también puede transmitir inquietud, aunque el tono no sea alarmista.
  • Evitar involucrarlos en conversaciones de adultos sobre la situación, especialmente si son acaloradas o incluyen bromas y dobles sentidos: aunque no estemos hablando con ellos, saben de lo que hablamos y sacan sus propias conclusiones.
  • Dedicar tiempo a resolver sus dudas e inquietudes, en un lenguaje adaptado a su capacidad de comprensión, pero no engañoso. Si sientes que te faltan recursos para transmitir información, puedes recurrir a algunos de los cuentos que se editan cada año sobre salud y enfermedades, ya que permiten a los niños y niñas procesar el impacto emocional a través de la imaginación. En tu biblioteca o librería más cercana podrán recomendarte algunos títulos interesantes.
Proteger su salud

En este momento del desarrollo es también muy importante sentar las bases de las competencias de autoprotección que les permitirán ser responsables sobre su salud y la de otras personas a lo largo de su vida. No es necesario un tratamiento exhaustivo de las causas y efectos de las enfermedades para empezar a incidir educativamente en conductas de protección que sí están al alcance de niños y niñas desde edades muy tempranas y que además les permiten desarrollar su sentido de autoeficacia y su seguridad en sí mismos:

  • El lavado de manos con agua y jabón: no sólo aprender a lavarse bien las manos, sino adquirir el hábito y ser capaces de demandar y promover esta necesidad en diferentes contextos (por ejemplo: recordárselo a otros niños, acordarse en un restaurante…)
  • Reconocer las circunstancias cotidianas en las que estamos en contacto con suciedad y ser capaces de tomar precauciones. Por ejemplo: manejo de tierra, contacto con animales domésticos, precauciones frente a basura y heces…
  • Aprender e interiorizar aquellas medidas higiénicas que protegen a los demás, por ejemplo: el uso de pañuelos y servilletas, aprender a sonarse y a limpiarse, evitar compartir cubiertos y vasos…
  • Adquirir respeto por el entorno: pequeñas contribuciones a la higiene doméstica y escolar, adquirir el hábito de tirar los desechos a la basura, conocer la importancia de la limpieza del entorno, de la ropa, de la vajilla…
Prevenir la violencia

A esta edad aún no tenemos la capacidad de reflexión necesaria para hacer un análisis crítico de las informaciones erróneas, malintencionadas o prejuiciosas. No podemos evitar que los niños y niñas entren en contacto con determinadas opiniones, pero tenemos que prestar especial atención porque incluso lo que un niño o niña un poco más mayor podría entender como un chiste puede ser tomado literalmente por los más pequeños.

En este sentido es muy importante dedicar un tiempo extra a detectar los malentendidos que pueden estar afectando a su percepción de salud y la enfermedad porque pueden sentar las bases de estereotipos y prejuicios duraderos. Por ejemplo:

– “Mi vecino chino es un coronavirus”.
– “Si tu abuela tose se va a morir”.
– “Hay que alejarse de los viejos”.
– “Los pobres contagian enfermedades”.

A veces, por más que nos esforcemos en tratar adecuadamente y con sensibilidad estos temas en el aula o en familia, no podemos evitar que las conversaciones entre niños y niñas se conviertan en un “teléfono escacharrado”. A pesar de que es comprensible y que, en edades muy tempranas no hay realmente malicia en los comentarios, es muy necesario reconducir las percepciones erróneas que puedan estarse formando sobre determinadas personas o colectivos, para evitar que, con el tiempo, se conviertan en algo más grave.

Recuerda: el ejemplo vale más que las palabras

A cualquier edad, pero muy especialmente con los más pequeños, de poco vale enseñar a lavarse las manos si no nos ven a nosotros hacerlo a menudo. Tampoco tendrá mucho efecto lo que les digamos sobre estar tranquilos si perciben nuestro nerviosismo o que les regañemos por llamar “coronavirus” a alguien si luego nos oyen a nosotros hacer chistes que no saben interpretar. En una etapa del desarrollo en la que las habilidades lingüísticas aún no están plenamente desarrolladas gran parte del aprendizaje se realiza por imitación y tiene un alto componente emocional. La educación de los más pequeños es un esfuerzo que nos puede obligar a emplear todos los sentidos.

Resumen de competencias para esta etapa educativa

Todas las recomendaciones anteriores se refieren a niños y niñas de Educación Infantil (hasta los 6 años, aproximadamente, dependiendo del grado de madurez). En otras edades deberemos tener otros enfoques más adecuados a su nivel de competencia y que les permitan aprender y desarrollarse acorde a su edad.

Aprendizajes sobre prevención de enfermedades en Educación Infantil

GRACIAS UNICEF

Aquí enlace a un Cuento

Un monstruo llamado ansiedad.

Posted on Actualizado enn

10 años se tarda de media en acudir a un especialista para conocer, entender y tratar la ansiedad….otros NUNCA.
.
Cuanto más tarde…peor.
A veces se piensa que es el único que le pasa.
Se tiene vergüenza y lo oculta.
O se piensa que el tiempo lo curará, o cuando apruebe, sepa lo que quiero, tenga más años y ‘madure’, encuentre trabajo o me cambie de trabajo, tenga pareja o me separe, o me case, o se pase esa enfermedad, o mis hijos se independicen…😱😱😱😱
.
Juntos en consulta presencial y/u online conocemos la historia del síntoma, y los disparadores.
Entrenamos herramientas.
Aprendemos a relacionarnos con la emoción de la ansiedad de otra forma.
A saber interpretar y a ayudar a esa parte de mi.
A tratarme mejor, a cultivar mi autocuidado, priorizar y a tomar conciencia de mi estilo de vida.
.
NO TE DEJES PARA DESPUÉS.

Aquí os dejo este audio Un monstruo llamado ansiedad del programa EStamos como queremos con Antonio Cano, catedrático de Psicología de la Complutense y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, y Gonzalo Jiménez-Cabré, psicólogo clínico en los Servicios de Salud Mental infanto-juvenil de Fuenlabrada (Madrid).

Aquí una lectura

.
#Psicologia
#PsicologiaZaeñragoza
#PsicologiaOnline
#PsicologiaPura

No hay descripción de la foto disponible.
Comentarios
Escribe un comentario…
Philip Alston ha pedido al Gobierno que envíe inspectores laborales a las fincas agrícolas

Philip Alston ha pedido al Gobierno que envíe inspectores laborales a las fincas agrícolas
Comentarios
Escribe un comentario…

http://www.rtve.es/m/alacarta/audios/estamos-como-queremos/estamos-como-queremos-monstruo-llamado-ansiedad-05-02-20/5502978/

Voy a tener un hermano ¿cómo lo hacemos?

Posted on Actualizado enn

 

“Uff ha llegado el bebé-hermano la que se avecina, menudo cambio, ¡qué momento más difícil! Y eso que yo quería un hermano pero…”

Me siento confundido, asustado, inseguro, enfadado, desplazado, desbordado y por eso puedo estar callado, llorando, desobediente, gritón…como hijo. Ya sé que no necesitas eso de mi pero no sé cómo hacer. No sé si mi mamá me seguirá queriendo, si preferirá al bebé, o como va a ser el día a día. Qué vulnerable…siento que podemos perder la conexión.  Si no le diré “que vuelva al hospital” o a la tripa… no sé…qué confuso es todo.

El primer encuentro es clave. Así que entenderlo y organizarlo será un buen reto desde que se da la noticia de que mamá lleva un bebé dentro.

Te doy unas pautas para ayudarme a vivirlo mejor:

1.Hazme partícipe: del embarazo, ecografías, revisiones, compras, del cuarto…recuerda mi embarazo y disfrutemos mis fotos. Déjame tocar la barriga, que le cuente cosas de mi día, un cuento, mis fortalezas, lo que le enseñaré…

2.Con un cambio es suficiente: Si voy a dormir en otro cuarto no esperes a que llegue el bebé. Puede sentirme desplazado, que ya no soy importante y echar la culpa al bebé.

3.Crea una posible historia general: Un cuento dime qué puede pasar cuando nace el bebé. Dime que tendrás que irte unos días al hospital, que estaré con papá o con los abuelos, que hablaremos por teléfono, que iré a ver al hermanito al hospital…Igual hasta lo dibujo.

4.No soy un paquete: Dormir en casa y seguir mis rutinas me da seguridad. Mejor que se desplacen los familiares para cuidarme mientras estáis en el hospital.

5.El móvil me conecta: Grábame un cuento de buenas noches, mándame algún audio para sentir qué piensas y te acuerdas de mi. Dime que tienes muchas ganas de verme y abrazarme cuando vaya al hospital.

6.Conexión sin prisa: Dime ya ha nacido cuando estés descansada, así sabré que puedo ir a verte ya sin que se me eternicen las horas.

7.El primer encuentro deja huella emocional:  Cread el clima adecuado, a solas y sin el bebé en brazos o dándole el pecho. Mamá necesito que estés disponible para mi, con los brazos libres y abiertos que sienta que tiene ganas de hijo. Una vez tranquilo en ti estaré más preparado para que entre mi hermano.

8.Tarjeta de presentación: Si me trae un regalo me quedaré sorprendido y feliz. Seguramente yo le prepararé otro y se lo daré cuando venga a mi casa, bueno nuestra casa.

9.No me agobiéis: no me obligues a sentir, a cogerlo, tocarlo, besarlo, abrazarlo, no me hagas 100 fotos, respeta mi privacidad en las RRSS, dame tiempo ¡que estoy alucinado…!

10.Lo bueno si es breve dos veces bueno: No me tengas toda la tarde, si me canso me iré a jugar con los abuelos, al parque o a casa que por hoy ya vale de emociones fuertes.

11.Tenme cerca: si le das el pecho no me digas que me vaya. Háblame de cuando yo era bebé y hacías lo mismo conmigo.

12.Enséñadme a tocarlo: a veces no soy muy fino con mis manos pero no me grites que me asusto y no querré tocarlo más.

13.No soy mayor papá: sigo siendo un niño, tu pequeñin como me has llamado siempre. No adelantes mi edad ni me hagas hacer cosas que no me corresponden.

14.Te echo de menos mamá: Necesito tiempo a solas contigo. Necesito sentirme unida a tí, sentirme especial, esto me dará seguridad y tranquilidad para irme al cole sin miedos.

15.No me etiquetéis como celoso y ni me ridiculices delante de los demás: a veces me siento raro teniendo un hermano y ver que lo miras con tanto amor me hace gritar, enfadarme, tirar cosas…son mis emociones revolucionadas. Ayúdame a calmarme, abrazándome, diciéndome que me entiendes, teniéndote cerca….y no me castigues solo en mi habitación que aún me siento peor.

16.Sigue a mi lado: algunos días serán mejores que otros, pero necesito de tu amor, paciencia, conexión, respeto, normas y firmeza para crecer juntos como persona, hijo, hermano y familia.

Gracias mamá, gracias papá. ¡Empieza la aventura!

 

Aquí te dejo 12 nomas para ir a visitar a un bebé y su madre. Muy interesante para mandar a las madres, suegras y amigos 🙂

Cuando los niños molestan y los padres…

Posted on

Os dejo mi participación en Radio Aragón sobre el tema de la prohibición de la entrada de niños en algunos restaurantes.
Crece la demanda de hoteles, restaurantes y bares que cuelgan el cartel de “no se admiten menores”.
El programa Escúchate de Aragón radio, abordó este tema recientemente e invitó a la psicóloga Yolanda Cuevas, del equipo de Centro Vitae Psicología.
Intentamos poner luz, reflexión, sentido común… al debate niños SÍ niños NO…en los restaurantes.
¿Qué es lo que pasa o falla para que se acabe poniendo el cartel ‘Prohibido niños”? para que me prohiba entrar con mis hijos…niños,  sea discriminativo.
Por otro lado, hay que conectar con el derecho a la especialización en un sector con miles de establecimientos de todas las formas, horarios, cartas y tamaños y una demanda de relax y tranquilidad sean restaurantes, hoteles  aviones…
El problema está en la falta de limites, normas y en la pasividad de muchos padres. Hay que tomar conciencia de que el restaurante no es una guardería ni los camareros niñeros. Los modales empiezan en casa y no se pueden gritar a los niños de punta a punta de resraurante.
Hay que ajustar expectativas porque una cosa es ir a comer a un restaurante y otra pretender tener una sobremesa de 3 horas.
Un niño no se comporta de forma adulta porque no quiera sino porque no puede. Su corteza cerebral responsable del control, darse cuenta del movimiento y parar no está desarrollada lo suficiente de los 2- 6 años. Su instinto de aprendizaje les lleva a explorar…es antinatural no hacerlo.
Es nuestra responsabilidad educar y entrenar las formas de estar en un restaurante de forma respetuosa. Asi evitar comentarios tipo ‘estos niños están sin civilizar’ ‘pero dónde están sus padres?!’
No olvidemos estar conectados a las necesidades y características de nuestros hijos para elegir restaurante, compartir espacios y desarrollar la empatía y tolerancia.
Los niños son personas y son presente y futuro. Es necesario desarrollar una mirada empática y amorosa entre todos!
El audio de este debate puede escucharse en este enlace al podcast: http://www.aragonradio.es/radio?reproducir=200581