reto

No te rindas.

Posted on

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sol@,
porque yo te quiero.

 Mario Benedetti
Anuncios

Escuela para padres.

Posted on

Un año más he participado gracias a Fapar en su Escuela de padres.

Acercar la adolescencia antes de que sus hijos lleguen, aprender a resolver conflictos desde la infancia y reflexionar sobre las conductas alimentarias y los trastornos que existen han sido las temáticas de este curso 2014-2015.

Una vez más agradecer la confianza de los centros, los agradecimientos y palabras sinceras que me llegan por mail.

Centros:

Benjamín Jarnés

Hermanos Marx

Eugenio López

Gascón y Marín

Virgen de Rosario

Parque Roma

 

Acompañaros es un gran reto.

Disfrutad de vuestros hijos y focalizaros en lo bueno para sumar energías en este viaje.

La teoría ya la habéis aprobado ahora falta la práctica diaria.

fapar

Zanahoria, huevo o café…¿Cómo te sientes ante la adversidad?

Posted on Actualizado enn

Una joven fue a ver a su abuelo. Le habló de su vida y le contó sobre los momentos que estaba viviendo y lo difícil que le resultaba salir adelante. No sabía cómo iba a hacer para seguir luchando, cómo superar la situación  y que estaba punto de darse por vencida y abandonar todo. Ya estaba cansada de luchar y empeñarse por vencer los obstáculos. Tenía la impresión de que cuando solucionaba un problema, surgía otro.

Su abuelo le pidió que la acompañara a la cocina. Llenó tres ollas con agua. En la primera colocó zanahorias, en la segunda huevos y, en la última, colocó granos de café. Sin decir una palabra esperó que el agua de las ollas empezara a hervir. Unos veinte minutos más tarde apagó el fuego.

Retiró las zanahorias y las colocó en un recipiente. Hizo lo mismo con los huevos. Luego, con un cucharón, retiró el café y también lo puso en otro recipiente. Dirigiéndose a su nieta, le preguntó: “Ahora dime lo que ves”.

“Veo zanahorias, huevos y café”, fue la respuesta. El abuelo le pidió que se acercara y tocara las zanahorias. Estaban blandas. Después le pidió que tomara un huevo y lo pelara. Una vez retirada la cáscara, pudo observar que el huevo se había endurecido. Finalmente, le pidió que tomara un trago del café. La joven sonrió al oler el rico aroma que desprendía la infusión.

Entonces la joven preguntó: “¿A qué viene todo esto, abuelo?” Él le explicó que cada uno de esos objetos había tenido que enfrentar la misma adversidad -el agua hirviendo- pero cada uno había reaccionado de una manera diferente. La zanahoria era dura, resistente en el momento de haber sido colocada en el agua. Sin embargo, al ser sometida al agua hirviendo, quedó blanda y débil. La frágil cáscara exterior había protegido al líquido del interior del huevo. Pero, una vez hervido, el interior se endureció. Sin embargo, los granos de café molidos eran singulares. Una vez colocados en el agua hirviendo, fue el agua la que cambió.

“¿Con cuál de estos elementos te puedes identificar?”le preguntó a su nieta. “Cómo le respondes a la adversidad cuando ésta golpea a tu puerta?

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café? Piensa en esto: ¿Qué soy? ¿Soy la zanahoria que parece ser fuerte pero, con el dolor y la adversidad me marchito y pierdo mi fuerza? ¿Soy el huevo que al principio tiene un corazón blando, pero cambia con el calor? ¿Después de una muerte, una separación, un problema económico o alguna otra situación difícil, me he vuelto dura y rígida? ¿Será que el aspecto de mi cáscara no cambió pero, por dentro, me he convertido en una persona amargada y difícil, con un espíritu rígido y un corazón endurecido  que no se da nuevas oportunidades?

¿O es que soy como los granos de café? De hecho, el grano hace cambiar al agua caliente, precisamente a la circunstancia que le produce dolor. Cuando el agua se calienta, el grano libera la fragancia y el sabor. Si tú eres como el grano de café entonces, cuando las cosas han llegado a su peor momento, tú empiezas a mejorar y a cambiar la situación creada alrededor tuyo. ¿Te puedes elevar a otro nivel en los momentos más sombríos y al enfrentar enormes desafíos?

¿Cómo enfrentas la adversidad? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?

zahanoria-huevos-cafe1

Anónimo adaptado.

Piensa ahora en tus vida tus circunstancias personales, en tu entorno laboral, familiar… cómo reaccionas a lo que te ocurre, como te sobrepones.AlogoYC4 bis (1)

Psicología deportiva en los Campus.

Minientrada Posted on Actualizado enn

Durante el 2013 la empresa Grandeporte como Macro Imagen de Tauste se interesaron por mi trabajo relacionado con niños y jóvenes.

Entre otros se realizó dentro del Campus de Semana Santa con Grandeporte en el CDM Valdefierro y de verano en Tauste un trabajo en el área de psicología deportiva, fomentando:

1-Mediante el juegos y dinñamicas el entrenamiento de la atención y concentración.

2-Mediante cuentos adaptados al deporte la transmisión de valores como la responsabilidad, el esfuerzo, sacrificio y las ganas para conseguir lo que quieran en el deorte y en la vida.

Fomentando la participación y comunicación de los más pequeños trabajando el paralelismo de los valores en el deporte, cole y casa con ejemplos. Y promoviendo una nueva “MISIÓN” que es como la llamo para adquirir nuevos hábitos.

Experiencias  que nos enriquecen a todos incluido en entrenador/ra que ve como de forma divertida los niños aprenden y se comprometen y a mí porque estar unas horas con ellos te contagina de su alegría y ganas!.

Los niños aprenden a poner significado a palabras “valores” que muchas veces oyen pero que pocas entienden.DSC_0884gran deporte

DSC_1586-1DSC_1588

Y que el último día que te vengan con esto…..no tiene precio.

DSC_1777

macro

Gracias por apostar por estas actividades en vuestro Campus.