trabajo

Un tarde con el Alevín del Peñas Sariñena en IV Torneo Cuidad de Huesca.

Posted on Actualizado enn

El martes 17 de Junio de 2014 pude compartir la ilusión, ganas y entusiasmo de un grupo de niños de la Categoría Alevín del Peñas Sariñena.

Paso a paso, partido a partido había llegado el día de disputar la Final del IV Torneo Ciudad de Huesca casi sin darse cuenta.

Entre los jugadores mi primo Alfonso Magdalena y quise compatir y aportar desde mi profesión algo con ellos.

Sus caras al entrar al Alcoraz lo decían todo, no hacía falta que dijeran nada y con asombro entraban al vestuario de los “grandes”.

Realizamos una dinámica centrada en destacar que era lo que les había hecho llegar a ese día soñado y poder jugar en el campo del Alcoraz. Uno a uno fueron destacando que había aportado el equipo, cada uno de ellos, su entrenador y sus padres. Mi objetivo era que fueran conscientes y verbalizaran que detrás está su esfuerzo, constancia, sacrificio, apoyo, unión…que sin esto no se llega a ningún sitio. Y también responsabilidad y toma de decisiones, que curiosamente tuvieron que poner en práctica ya que al llegar a la final coincidió con un viaje de estudios del colegio y tuvieron que decidir qué hacer, sin presiones apoyados por su entrenador y padres respetando la decisión de su hijo.

Su entrenador una vez más quiso recalcar que se salía al campo a disfrutar de la experiencia porque ya habían demostrado que habían sido capaces de mucho, de llegar a su Final, y que tenían que VIVIR  este día como algo especial que quedaría grabado en su mente. Por ello quiso compartir unas emotivas palabras  con ellos y yo he querido con su permiso dar a conocer y compartir con todos los que participais en el desarrollo de los niños, no solo deportivo.

Decía así

En la vida todos tenemos sueños, objetivos que cumplir.
Pero… ¿cómo podemos hacerlos realidad?
Pensar hasta dónde queréis llegar. Todo comienza desde abajo, desde donde vosotros habéis empezado. Habéis trabajado duro cada día para corregir vuestros defectos y perfeccionar vuestras habilidades, respetando a vuestros compañeros y entrenador, debéis hacer respetar a vuestro equipo contribuyendo lo más posible para sacar la victoria. En el fútbol se gana o se pierde, pero lo más importante es saber sobreponerse a las derrotas, por más negro que se ponga el partido nunca bajéis la cabeza. Recordad que el fútbol es un juego, salir y divertiros, dar el máximo en todo el partido, exigiros el 100%, tenéis toda la vida para descansar. Ahí fuera tenéis a vuestros padres, hermanos, abuelos y amigos que esperan grandes cosas de vosotros; pero, sobre todo, hacerlo por vosotros mismos. No dejéis que nadie os diga lo que podéis o no podéis hacer. Solo vosotros sabéis lo que sois capaces de hacer. No perdáis la humildad, si habéis llegado hasta aquí no ha sido por suerte, pensar que vosotros lo habéis merecido. Yo sé que una derrota duele mucho; pero, para mí, más duele no intentar evitarla. Cuando un compañero sufra echadle una mano, cuando un compañero se equivoca, apoyadlo… Todo esto tiene su recompensa, ¿sabéis cuál es? La satisfacción de haber logrado vuestros sueños. Salir y disfrutar y pase lo que pase al final del partido la cabeza alta porque habremos hecho todo lo que estaba en nuestro corazón.
Gracias a todos por el año que me habéis hecho pasar, ¡¡Vamos Peñas!! ahí fuera nos están esperando.

Alberto Hernández

La victoria en goles no pudo ser pero lucharon e incluso metieron un gol (Alfonso) que celebraron como la mejor de sus victorias. Lo consiguieron porque no dejaron de luchar a pesar de un marcador muy en contra.

Y la lección es esa lucha, esfuerzo, trabajo para lo que se quiere conseguir.

Noticia  y video pinchar

Galeria de fotos pinchar

Entrada relacionada: Que el final de la temporada no se reduzca a: ganar o perder.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

AlogoYC4 bis (1)

 

Tres leones

Posted on Actualizado enn

Os dejo un cuento, para reflexionar. Como la actitud ante la adversidad, los problemas es determinante.
Aprender a no rendirse, a que como muy bien se dice, la vida  no te dice que no puedas, que es imposible, solo te dice que esperes, que perseveres, que si es lo que quieres y sigues puedes conseguirlo.
 
Disfrutarlo y a reflexionar porque todos nos enfrentamos a estas situaciones, son las que nos hacen crecer.

En la selva vivían tres leones. Un día, el mono, representante electo por los animales, convocó a una reunión a todos los habitantes de la selva, para poder tomar una decisión.

Y les dijo:

– Todos sabemos que el león es el rey de los animales.
– Pero aquí viven tres leones y los tres son muy fuertes.
– ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia?
– ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro rey?

Los leones supieron de la reunión que se estaba realizando y comentaron entre sí:
– Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido.
– Una selva no puede tener tres reyes.
– Luchar entre nosotros no queremos, ya que somos amigos.
– Necesitamos saber cuál será el elegido, pero, ¿cómo lo haremos?

Los animales que participaban en la reunión, después de mucho deliberar, llegaron a una decisión y se la comunicaron a los tres leones:

– Encontramos una solución muy simple para el problema.
– Los tres vais a escalar la montaña – dijo el mono.
– El que llegue primero a la cima, será consagrado nuestro rey – dijo el ciervo.

La montaña que tenían que escalar era la más alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron al pie de la montaña para asistir la gran escalada. El primer león intentó escalar y no pudo llegar. El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado. El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado. Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron derrotados, ¿ahora cómo elegirían un rey?

En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría , pidió la palabra:

– ¡Yo sé quién debe ser el rey!

Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.

– ¿Cómo?, preguntaron todos.
– Es simple – dijo el águila.
– Yo estaba volando bien cerca encima de ellos y cuando volvían derrotados en su escalada por la montaña, escuché lo que cada uno dijo a la montaña.

El primer león dijo:
– ¡Montaña, me has vencido!

El segundo león dijo :
– ¡Montaña, me has vencido!

El tercer león dijo:
– ¡Montaña, me has vencido, por ahora!
– Pero ya llegaste a tu tamaño final, y yo todavía estoy creciendo.
– Volveré

La diferencia, completó el águila , es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no desistió, y para quien piensa así, su persona es más grande que su problema. Si él es el rey de sí mismo, está preparado para ser el rey de los demás.

Los animales aplaudieron con entusiasmo al tercer león que fue coronado El Rey de los Animales.

Maestro: no tiene mucha importancia el tamaño de los problemas que tengas. Todavía estás creciendo y no llegaste al límite de tu potencial. Por lo tanto acepta los problemas hasta que cambien o puedes tratarlos de algún modo.

Fuente: autor desconocido

http://www.contarcuentos.com

AlogoYC4 bis (1)